domingo, 9 de mayo de 2010

Ermita de Jesús del Llano ( Baños de la Encina)

En pleno descansadero mesteño del Santo Cristo se eleva, el exterior, esta sobria edificación de una sola nave y campanario en espadaña sobre la fachada principal. Pero el contraste con su interior es indescriptible: es todo luz. Aunque su única nave está profusamente decorada: desde los elementos geométricos y vegetales que llenan sus paredes a los frescos con escenas del Nuevo Testamento que cierran la bóved en altura, lo que verdaderamente sorprende es su Torre Camarín.